En este post te contamos los tipos de crowdlending que puedes encontrar en el mercado.

Existen 4 tipos o variantes del crowdlending, en función de las características del solicitante del préstamo, y de las garantías que puede haber detrás del préstamo.

  • Crowdlending para PYMEs. Es un préstamo a una pequeña-mediana empresa, normalmente con el objeto de poder desarrollar un proyecto empresarial, para financiar la tesorería de la compañía o para abordar nuevas inversiones. Los plazos de estos préstamos oscilan entre los 3 y los 60 meses, dependiendo del proyecto para el que se solicita la financiación, y ofrece a los inversores unas rentabilidades que pueden variar entre el 3% anual y el 10% anual. La forma de pago a los inversores, puede variar entre un pago único al final del préstamo, pagos de intereses mensuales, o amortizaciones mensuales. En este tipo de operación, no hay ninguna garantía adicional al préstamo para el inversor.
  • Crowdlending inmobiliario. Se trata de un préstamo a un promotor inmobiliario, ya sea para la construcción de un nuevo inmueble, o para la reforma de uno ya existente. En este tipo de operación, la rentabilidad puede generarse mediante una venta del inmueble construido, o mediante un alquiler que genere un rendimiento y una posterior venta. Los plazos de los préstamos varían entre los 9 y los 36 meses habitualmente, y la rentabilidad que se ofrece a los inversores suele situarse entre el 7,5% anual y el 15% anual. En estos casos la operación puede contar con el propio inmueble como garantía.
  • Crowdfactoring o adelanto de facturas colectivo. El inversor presta dinero a una empresa (cedente) que tiene una factura con un cliente solvente (deudor), pero que pagará a plazo dicha factura. Estas operaciones tienen un plazo que oscila entre los 30 y los 120 días, y ofrecen rentabilidades entre el 4,5% anual y el 12% anual. En estas operaciones el inversor obtiene un crédito comercial (factura) como garantía del préstamo. En estas operaciones el inversor obtiene el capital y los intereses en un pago único en la fecha de vencimiento. En Emprestamo.com se realiza este tipo de operaciones.
  • Préstamos a particulares. En estas operaciones el inversor presta dinero a un particular, normalmente como un préstamo para consumo (por ejemplo, para realizar un curso, un máster, o una operación dental). Los plazos oscilan entre los 30 días y los 365 días, y el interés que se puede esperar entre el 5% anual y el 14% anual. En estas operaciones, al igual que en los préstamos para pymes, o los préstamos inmobiliarios, la forma de pago a los inversores, puede variar entre un pago único al final del préstamo, pagos de intereses mensuales, o amortizaciones mensuales.

Descubre por qué Emprestamo.com marca la diferencia en el mercado en la modalidad de Crowdfactoring en el siguiente post: -> Emprestamo.com marca la diferencia en el Mercado con sus datos