Con la apertura de la Declaración de la Renta del ejercicio 2020 llega la hora de regularizar tu situación fiscal frente a Hacienda mediante la presentación de los rendimientos obtenidos. La aplicación de las oportunas deducciones fiscales que correspondan y las retenciones que apliquen.

Esta tarea puede llegar a ser tediosa para muchos contribuyentes, más si cabe para aquellas personas que tengan distintas fuentes de ingresos diferentes como pueden ser las inversiones realizadas durante el periodo objeto de tributación.

¿Eres inversor? Esto te interesa.

Con el objetivo de reducir la confusión e incertidumbre que puede llegar a generar al inversor la presentación de la Declaración de la Renta se realiza esta guía donde con unos sencillos pasos se van a ubicar las casillas clave que debes de rellenar en tu tributación.

Si eres inversor, o lo has sido durante el ejercicio 2020 ésta guía es para ti.

En primer lugar, a la hora de rellenar el modelo 100 de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) debes de tener presente que las rentabilidades obtenidas de las diferentes inversiones que se hayan realizado tributarán en el modelo en la Base Imponible del Ahorro como rendimientos de capital mobiliario.

Las casillas que se encuentran dentro de este tipo de rendimientos y son de necesario conocimiento para los inversores son las casillas que van desde la 026 hasta la 041, siendo las más utilizadas en la práctica por el inversor promedio las siguientes:

  • Casilla 027: Rendimientos por depósitos y activos financieros en general.
  • Casilla 029: Rendimiento por dividendos. Referido a los dividendos cobrados por las inversiones realizadas en participaciones o acciones de empresas. Importante aquí añadir las deducciones fiscales de retenciones y los gastos de administración y depósito, los cuales se restarán de los ingresos íntegros.
  • Casilla 031: Rendimientos procedentes de transmisión, amortización o reembolso de otros activos financieros. Tener en cuenta aquí la deducción fiscal procedente de los gastos de administración y depósito en valores negociables.

Siguiendo en la Base Imponible del Ahorro, al saldo positivo que emana del sumatorio de los rendimientos de capital mobiliario descritos anteriormente se le debe de sumar el saldo positivo que generan las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales.

¿A qué se refiere esto?

Esto se refiere a los fondos o ganancias y pérdidas patrimoniales sometidas a retención, derivados de las transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva. Donde se tendrá que dar de alta cada sociedad o fondo en el que se haya invertido en 2020 y que haya derivado en una venta o transmisión. Importante a tener en cuenta en este apartado:

  • Casilla 0311: NIF de la sociedad o fondos de inversión que se hayan enajenados o transmitidos. Es relevante destacar aquí la aplicación de los coeficientes reductores para las participaciones adquiridas antes de 1994. Entre las deducciones fiscales que aplican destacan los gastos de adquisición y enajenación.
  • Casilla 0312-314: Importe total de las transmisiones efectuadas en 2020.

Una vez visto donde se ubican los principales rendimientos mobiliarios derivados de inversiones, se va a pasar a detallar alguna de las deducciones fiscales que pueden resultar más interesantes para el inversor

¿Has invertido durante el ejercicio 2020 en alguna Start-Up de nueva creación?

De ser así, podrías beneficiarte de una deducción fiscal importante como es la inversión en empresas de nueva o reciente creación. Fue una de las bonificaciones fiscales que se instauró como novedad en la Renta de 2018. Aquí entraría el capital invertido en empresas a través de plataformas de crowdfunding como por ejemplo SociosInversores.com, plataforma líder en Equity Crowdfunding.

  • Casilla 711: en esta casilla deberás indicar el NIF de la empresa y las cantidades invertidas en el año 2020. La deducción que aplica es del 30% de la inversión realizada sobre un máximo de 60.000 euros.

¿Has comprobado las retenciones aplicables a tus inversiones?

Por último, aunque aparezca automáticamente en tu borrador de la Renta, no debes de olvidar revisar las retenciones que se te practican a lo largo de tu ejercicio fiscal, ya que la empresa habrá deducido parte de tus ingresos de forma anticipada. Podrás comprobar estas retenciones e ingresos a cuenta entre las casillas 596 a 609.  La que más puede interesarte como inversor es la retención que se aplica directamente sobre los ingresos obtenidos por tus inversiones.

Estas retenciones podrían realizarse directamente mediante plataformas de crowdlending, como, por ejemplo, Emprestamo.com y la casilla que debes de revisar es la siguiente:

  • Casilla 0597: retenciones por rendimientos de capital mobiliario. 

¿Quieres saber cómo comenzar a Rentabilizar tu Capital con Emprestamo? Te lo contamos AQUÍ