¿Estás en busca de la ansiada Libertad Financiera y no sabes como conseguirla? Pues bien, la generación de Ingresos Pasivos puede ser la llave que abra esa puerta.

Sin duda, la creación de un activo (inversión) que trabaje por ti y genere dinero en piloto automático es una forma ideal de conseguir esa libertad financiera.

Los ingresos activos siempre han sido la forma de obtención de renta tradicional. Es decir, la percepción de una retribución económica a cambio de la realización de un trabajo.

Afortunadamente, existe otra forma de vivir cada vez más extendida. Una forma en la que no tienes que sacrificar la mayor parte de tu tiempo y que no supone una inversión adicional de dinero, los ingresos pasivos.

Suena muy bien, ¿verdad?, pero realmente, llevado a la práctica, ¿cuál es la mejor forma de hacerlo posible? 

En este artículo se detallan las 6 mejores opciones de inversión para la obtención de los deseados ingresos pasivos.

1. Robo Advisors

Consiste en plataformas online de gestión de inversiones automatizadas en fondos de inversión indexados realizados por un robot mediante algoritmos.

Este tipo de inversión es conocida como inversión de bajo coste. Esto es debido a sus bajas comisiones ya que no se necesita de un “gestor humano” aunque el proceso es controlado por un equipo de profesionales.

El proceso es sencillo. La plataforma asigna al usuario un perfil de riesgo en función de sus preferencias y le asocia una cartera de inversión. En base a los parámetros seleccionados el que el sistema irá invirtiendo con el dinero que se haya transferido a la plataforma.

La rentabilidad percibida dependerá de tu perfil y de los mercados aunque suele oscilar alrededor del 2.5% y 4.7% anual. Se trata de un producto orientado a inversiones a largo plazo. Además, los inversores no necesitan tener conocimientos de trading o bolsa para generar beneficios puesto que el programa se encarga de todo. 

2. Fondos Indexados

Los fondos de inversión indexados se dedican a replicar los índices bursátiles de los mercados, es decir, son fondos que replican los valores bursátiles totales de los mercados mundiales.

Si el mercado está al alza en la economía mundial, tu cartera de inversión en fondos indexados se verá recompensada con jugosos beneficios. Ahora bien, si los mercados muestran movimientos bajistas a escala mundial, tu cartera de inversión se verá afectada negativamente.

Lo curioso es que, a largo plazo, los mercados mundiales siempre han ido creciendo a pesar de periodos puntuales de crisis. Por ello, invertir en fondos indexados se debe realizar siempre teniendo la mira en el futuro y en un horizonte temporal muy amplio.

Existen dos tipos de fondos indexados: la Renta Variable (RV), que engloba las acciones que están cotizando en las bolsas de valores (Inditex, telefónica, google…) y la Renta Fija (RF) que muestra relación con la deuda emitida (bonos del estado, letras del tesoro, deuda de empresas..)

3. Crowdlending

El crowdlending, de su terminología en inglés crowd (multitud) + lending (prestar dinero), nace del crowdfunding, aunque sus características son muy diferentes.

Es un sistema de financiación colectiva mediante el que pequeños inversores prestan su dinero a una empresa con el fin de recuperar la inversión en un futuro añadido al pago de unos intereses a cambio de su aportación de capital. Consiste en una forma de financiación alternativa a la banca tradicional.

Desde la perspectiva del inversor, el crowdlending supone una forma de diversificar su cartera de inversiones, con un riesgo relativamente bajo. El Crowdlending contribuye al desarrollo y crecimiento de nuevas pymes.

Lo verdaderamente atractivo de esta forma de obtención de ingresos pasivos es su rentabilidad, entre un 4% y un 10% anual. Además, el tiempo de obtención de dicha rentabilidad es muy inferior (corto-medio plazo) que en las inversiones en Bolsa.

4. Depósitos bancarios

Los depósitos son una línea de ingresos a largo plazo, consiste en depositar una cantidad de dinero en una cuenta bancaria a la que no podrás acceder hasta que el plazo acordado finalice. El beneficio que obtienes de este tipo de ingresos viene dado en el contrato establecido con la entidad bancaria, pero sería un tipo de interés fijo en función de la cantidad depositada y del plazo acordado.

El principal problema está en que no puedes retirar el dinero antes del plazo establecido, si lo haces, puede que los intereses se reduzcan o incluso te penalicen por incumplimiento de contrato. Los depósitos actualmente ofrecen un máximo del 1% TAE.

Es una de las formas más tradicionales y conocidas de recibir ingresos pasivos. Hoy en día, esto no es una forma efectiva de percibir beneficios por los bajos intereses que los bancos ofrecen.

5. Cuentas de ahorro

En muchas ocasiones se confunde entre cuentas de ahorro y depósitos. La principal diferencia radica en la disponibilidad de tu dinero. En los depósitos no puedes retirar tu capital en ningún momento hasta la fecha acordada, en cambio, en las cuentas de ahorro puedes acceder  a tu dinero y retirar la cantidad que necesites en cualquier momento.

Ese dinero genera  unos intereses que, como en el caso anterior, se establecen con la entidad bancaria en el momento de la concesión del contrato. Las cuentas de ahorro están ofreciendo a los usuarios un 0,01% TAE.

Es un producto financiero tradicional, en el que confían muchos usuarios. Sin embargo, como ocurre en el caso anterior, en la actualidad, el margen de beneficios que ofrece este producto no es demasiado alto.

6. Factoring

Es un tipo de crowdlending que surge de la necesidad de liquidez inmediata por parte de las empresas. El factoring es el adelanto de facturas a una empresa por parte de particulares que quieren obtener un porcentaje de dicho valor. El prestamista entrega un porcentaje menor a la totalidad de la factura a cambio del derecho futuro de recibir la totalidad de esa factura. De esta manera, ambas partes obtienen beneficios: la empresa liquidez inmediata y el prestamista un porcentaje futuro. Esta transacción te garantiza una rentabilidad en un medio- corto plazo. 

Emprestamo.com, es un ejemplo de plataforma de factoring. Hemos realizado más de 500 operaciones financiadas con más de 10 Millones de euros. Emprestamo tiene la posibilidad de automatizar las inversiones y ofrece multitud de operaciones 100% aseguradas para perfiles con una mayor aversión al riesgo.

Descubre Emprestamo.com y accede a sus Operaciones de factoring. Rentabilidades desde el 4,5% al 11% anual, además podrás obtener un Plan de Inversión Personalizado acorde con tus intereses. 

Una cartera de inversión gestionada de manera óptima normalmente se diversifica entre operaciones de mayor y menor riesgo.

Todas las opciones anteriormente mencionadas conllevan un riesgo bajo o moderado. Todas ellas pueden ser combinadas entre sí y e intercaladas con otras inversiones que impliquen un mayor riesgo. Un ejemplo de operación que implique un mayor riesgo, podría ser el Crowdfunding. 

¿Quieres saber quién está detrás de Emprestamo.com?