Los desequilibrios en la economía de un país son una realidad, pero, ¿podemos hacer algo para que nos afecte en menor medida?

 Podemos definir la inflación como una subida de los precios de los productos y servicios que provoca una pérdida de poder adquisitivo para el consumidor. 

La inflación es la causa del desequilibrio entre oferta y demanda. Se da cuando la demanda es mayor que la oferta y por lo tanto, los precios suben. 

Ésta subida de los precios provoca la pérdida del valor del dinero y por consiguiente la pérdida del poder adquisitivo del usuario final, con una misma cantidad puedes comprar menos bienes o disfrutar de menos servicios. Lo cual se regula anualmente para que la retribución salarial percibida vaya en concordancia con esto, pero no siempre se ve compensado. 

Un ejemplo de pérdida de poder adquisitivo o pérdida del valor del dinero podría ser en el supuesto de una persona que perciba un salario de 1.000€, podía comprar 40kg de carne, en cambio, a los pocos meses, el mercado sufrió un desequilibrio entre oferta y demanda, subiendo exponencialmente la demanda y por tanto subiendo los precios, lo que provocará que esa persona ahora solo pueda comprar 20kg de carne con los 1.000€ que percibe. 

La inflación puede darse por varias causas.

  • Por el aumento de la demanda de un producto. Según la ley de la oferta y la demanda, si aumenta la demanda y la oferta se mantiene constante, el precio del bien o del servicio sube, ya que hay más personas dispuestas a comprarlo o a pagar más por el mismo bien. 
  • Debido a una subida del precio de las materias primas. Si por ejemplo, sube el precio de la harina, el pan subirá también. 
  • Por último, debido a cuestiones políticas, si se decide establecer una política de inyección de dinero en la economía, habrá más dinero en circulación y por lo tanto el dinero valdrá menos.

La inflación se mide a través del IPC (Índice de precios al consumo). El IPC se mide a través del INE (Instituto Nacional de Estadística). 

La metodología es la siguiente: para poder medir el IPC y por consiguiente la inflación, un país genera una ‘cesta de la compra’ en la que se encuentran los bienes y servicios más consumidos por sus habitantes. Estos precios se comparan con el precio anterior ‘cesta de la compra’, ya sea mensual o anual. 

Aparte del IPC anual, es importante calcular un IPC mensual para poder controlar la inflación más fácilmente. Este IPC, muestra la variación del precio de los productos y servicios que se encuentran dentro de la ‘cesta’, y es un elemento clave para el desarrollo de la economía de un país porque nos indicará el poder adquisitivo de sus habitantes. 

La fórmula para calcular el IPC mensual es la siguiente:

La fórmula para calcular el IPC anual es la siguiente:

La situación económica en la que nos encontramos en este momento causada por la pandemia es excepcional, y se prevé que la inflación suba y por consecuencia tengamos una pérdida de poder adquisitivo. 

Cada vez encontramos más fórmulas nuevas para evitar estas pérdidas de la devaluación de la moneda. Fórmulas descorrelacionadas de los mercados financieros tradicionales y de productos bancarios tradicionales que permiten invertir y que de esta manera el dinero que tenemos parado genere una rentabilidad con la que poder compensar la pérdida de valor derivada de la inflación. Son los llamados ‘productos financieros alternativos’.

Existe una amplia variedad de productos alternativos de inversión o ahorro. En esta entrada hablaremos de la inversión o ahorro en Crowdfactoring o adelanto de facturas.

Este tipo de inversiones proponen un novedoso sistema de ahorro o inversión en economía real, totalmente transparente, en el que controlas dónde se encuentra tu capital en todo momento y con un riesgo moderado. Además, este tipo de inversión conlleva unos plazos muy cortos, lo que permite rotar el mismo euro varias veces a lo largo de un año.

Emprestamo es un ejemplo de compañía en la que se puede invertir en adelanto de facturas desde 50€, consiguiendo una rentabilidad anual media del 7,2%. La inflación interanual se sitúa en un 2,6%, por lo tanto este tipo de inversión supliría con creces la pérdida de poder adquisitivo provocada por la subida de precios del mercado.

Si no estás familiarizado con este tipo de operaciones, Emprestamo ofrece un servicio personalizado en info@emprestamo.com donde te explicarán todo lo que necesitas saber para sacar la máxima rentabilidad a tu capital. 

Además, por si fuera poco todo lo anterior, si te registras ahora, te llevarás el 1% de BONIFICACIÓN  de TODO lo que inviertas durante los primeros 30 días. 

¿A qué esperas? Pon a trabajar tu dinero para conseguir la ansiada Libertad Financiera y que la inflación deje de ser un problema para ti.