¿Luchar contra la inflación o resignarse a la pérdida de poder adquisitivo?

Los desequilibrios en la economía de un país son una realidad, pero, ¿podemos hacer algo para que nos afecte en menor medida?

 Podemos definir la inflación como una subida de los precios de los productos y servicios que provoca una pérdida de poder adquisitivo para el consumidor. 

La inflación es la causa del desequilibrio entre oferta y demanda. Se da cuando la demanda es mayor que la oferta y por lo tanto, los precios suben. 

Ésta subida de los precios provoca la pérdida del valor del dinero y por consiguiente la pérdida del poder adquisitivo del usuario final, con una misma cantidad puedes comprar menos bienes o disfrutar de menos servicios. Lo cual se regula anualmente para que la retribución salarial percibida vaya en concordancia con esto, pero no siempre se ve compensado. 

Un ejemplo de pérdida de poder adquisitivo o pérdida del valor del dinero podría ser en el supuesto de una persona que perciba un salario de 1.000€, podía comprar 40kg de carne, en cambio, a los pocos meses, el mercado sufrió un desequilibrio entre oferta y demanda, subiendo exponencialmente la demanda y por tanto subiendo los precios, lo que provocará que esa persona ahora solo pueda comprar 20kg de carne con los 1.000€ que percibe. 

La inflación puede darse por varias causas.

  • Por el aumento de la demanda de un producto. Según la ley de la oferta y la demanda, si aumenta la demanda y la oferta se mantiene constante, el precio del bien o del servicio sube, ya que hay más personas dispuestas a comprarlo o a pagar más por el mismo bien. 
  • Debido a una subida del precio de las materias primas. Si por ejemplo, sube el precio de la harina, el pan subirá también. 
  • Por último, debido a cuestiones políticas, si se decide establecer una política de inyección de dinero en la economía, habrá más dinero en circulación y por lo tanto el dinero valdrá menos.

La inflación se mide a través del IPC (Índice de precios al consumo). El IPC se mide a través del INE (Instituto Nacional de Estadística). 

La metodología es la siguiente: para poder medir el IPC y por consiguiente la inflación, un país genera una ‘cesta de la compra’ en la que se encuentran los bienes y servicios más consumidos por sus habitantes. Estos precios se comparan con el precio anterior ‘cesta de la compra’, ya sea mensual o anual. 

Aparte del IPC anual, es importante calcular un IPC mensual para poder controlar la inflación más fácilmente. Este IPC, muestra la variación del precio de los productos y servicios que se encuentran dentro de la ‘cesta’, y es un elemento clave para el desarrollo de la economía de un país porque nos indicará el poder adquisitivo de sus habitantes. 

La fórmula para calcular el IPC mensual es la siguiente:

La fórmula para calcular el IPC anual es la siguiente:

La situación económica en la que nos encontramos en este momento causada por la pandemia es excepcional, y se prevé que la inflación suba y por consecuencia tengamos una pérdida de poder adquisitivo. 

Cada vez encontramos más fórmulas nuevas para evitar estas pérdidas de la devaluación de la moneda. Fórmulas descorrelacionadas de los mercados financieros tradicionales y de productos bancarios tradicionales que permiten invertir y que de esta manera el dinero que tenemos parado genere una rentabilidad con la que poder compensar la pérdida de valor derivada de la inflación. Son los llamados ‘productos financieros alternativos’.

Existe una amplia variedad de productos alternativos de inversión o ahorro. En esta entrada hablaremos de la inversión o ahorro en Crowdfactoring o adelanto de facturas.

Este tipo de inversiones proponen un novedoso sistema de ahorro o inversión en economía real, totalmente transparente, en el que controlas dónde se encuentra tu capital en todo momento y con un riesgo moderado. Además, este tipo de inversión conlleva unos plazos muy cortos, lo que permite rotar el mismo euro varias veces a lo largo de un año.

Emprestamo es un ejemplo de compañía en la que se puede invertir en adelanto de facturas desde 50€, consiguiendo una rentabilidad anual media del 7,2%. La inflación interanual se sitúa en un 2,6%, por lo tanto este tipo de inversión supliría con creces la pérdida de poder adquisitivo provocada por la subida de precios del mercado.

Si no estás familiarizado con este tipo de operaciones, Emprestamo ofrece un servicio personalizado en info@emprestamo.com donde te explicarán todo lo que necesitas saber para sacar la máxima rentabilidad a tu capital. 

Además, por si fuera poco todo lo anterior, si te registras ahora, te llevarás el 1% de BONIFICACIÓN  de TODO lo que inviertas durante los primeros 30 días. 

¿A qué esperas? Pon a trabajar tu dinero para conseguir la ansiada Libertad Financiera y que la inflación deje de ser un problema para ti.  

En Emprestamo.com apostamos por la economía real financiando 4.500.000€ en 265 operaciones de adelanto de facturas en 2020 a través de inversores privados.

265 operaciones financiadas, 27 empresas que han mejorado su posición de caja y más de 650 inversores que reciben una rentabilidad anual por participar en estas operaciones a corto plazo y con riesgo moderado a través de Emprestamo.com.

Emprestamo.com, es una fintech que nació hace 3 años dispuesta a proteger el tejido empresarial español y a la vez, ofrecemos una alta rentabilidad a los inversores que participan en sus operaciones de adelanto de facturas. 

El adelanto de facturas o factoring se puede definir como una solución alternativa dirigida principalmente a empresas que tienen tensiones de caja puntuales. Desde Emprestamo.com ofrecemos un sencillo sistema para llevar a cabo este tipo de operaciones. 

Por un lado, la empresa que necesite mejorar su posición de caja, solicita el adelanto de la factura que tiene contraída con una empresa solvente a pagar en un plazo determinado previamente establecido. Y, por otro lado, inversores privados pueden participar en estas operaciones a cambio de una rentabilidad que va desde el 4.5% al 11% anual y con el valor añadido de saber que está invirtiendo en economía real y en operaciones 100% transparentes. 

Las empresas reciben el adelanto de su factura en 48h sin consumir CIRBE y sin necesidad de garantías ni avales, y los inversores, a la fecha del vencimiento de la factura en la que hayan invertido, recibirán su principal invertido más la rentabilidad que haya generado dicha operación.

Desde su nacimiento, en Emprestamo.com no hemos parado de cosechar éxitos, pero en el pasado 2020, pese a ser un año marcado por la pandemia, hemos sido capaz de financiar 265 operaciones, distribuidas entre 27 empresas con nombres y apellidos que han podido adelantar sus facturas y muchas de ellas subsistir gracias a ello. El volumen financiado en Operaciones de Factoring ha sido de casi 4.500.000€

En Emprestamo hemos puesto el foco en la captación de inversores comprometidos con el tejido empresarial español, los cuales han apostado más que nunca por este tipo de inversión, además de porque es una manera de contribuir a la economía real, porque es un tipo de inversión descorrelacionada de los mercados financieros tradicionales y en momentos de tensión económica conlleva un menor riesgo. 

Como muestra de ello, a lo largo de 2020 desde Emprestamo hemos repartido 70.360€ en intereses para sus inversores, con una rentabilidad media por operación del 7,4% anual.

Visítanos en Emprestamo.com y regístrate como INVERSOR si quieres rentabilizar tu capital o como EMPRESA si quieres solicitar un adelanto de facturas.

Puedes contactar con nosotros en comunicacion@emprestamo.com

¿Cómo es el perfil de Inversor en Factoring?

Podríamos decir que hay muchos perfiles de inversor/a en facturas. El sistema de Crowdfactoring democratiza las inversiones en compra de facturas y esto hace que personas de distinta índole inviertan en este sistema. Antes, solamente tenían acceso a este producto Fondos de Inversión o inversores de banca privada, en cambio ahora con este sistema, cualquiera puede invertir en Adelanto de facturas y obtener una rentabilidad anual muy atractiva que otros productos financieros tradicionales disponibles el mercado no ofrecen.

Por un lado, un perfil inversor/a, familiarizado con la realización de operaciones financieras con más riesgo, como por ejemplo inversión en Bolsa o en Fondos de Inversión.

Y por otro lado, encontramos un perfil ahorrador/a, que busca operaciones con menos riesgo, como por ejemplo la inversión en Depósitos y bonos del Estado, pero, está interesado en conseguir una rentabilidad a su capital.

De esta manera, cualquier persona puede invertir en la plataforma, pudiendo participar en cada operación desde un mínimo de 50€.

La plataforma ofrece dos modos de inversión a través del perfil de inversor: manual o automática.

El usuario/a, puede elegir manualmente en qué operación desea participar, escogiendo el deudor que más le guste, o el plazo de factura que mejor se adapte a sus necesidades. Y también podrá definir unos parámetros de inversión automática, y siempre que se cumplan los factores marcados, el sistema invierte automáticamente por él acorde con el dinero disponible en su perfil.

Puedes encontrar más información en el apartado ‘¿Cómo funciona?’ de nuestra web o si quieres comenzar a rentabilizar tu capital desde ahora mismo, puedes registrarte como inversor en pocos minutos.

¿Cómo son las Facturas para invertir?

El proceso de selección de facturas a financiar consta de un exhaustivo análisis, compuesto por tres estudios de viabilidad independientes.

En el primero, se realiza un análisis de la empresa cedente (quien tiene la factura); en el segundo, el equipo de riesgos de Emprestamo aporta un scoring sobre la empresa deudora (la empresa responsable de pagar la factura del cedente) de la operación, y, por último, un partner independiente especializado en riesgos vuelve a ofrecer un scoring sobre la empresa deudora con el que poder contrastar resultados.

Una vez superados estos tres estudios, el proyecto alcanzará la fase de financiación.

Emprestamo ofrece 3 tipos de operaciones a sus inversores:
Operaciones aseguradas por un seguro de crédito, el cual cubre el principal aportado
por los inversores. Rentabilidad: 4.5%-6% anual
● Operaciones que tienen como deudor a la Administración Pública, se trabaja solo con administraciones que muestren un histórico con pagos ajustados a las fechas de vencimiento. Rentabilidad: 8%-11% anual.
Operaciones no aseguradas, se pone foco en clientes lo más solventes posibles (Heineken, Naturgy, H&S, Corona, Oral B, Hotel Sol Meliá, Diario Sport o Agencia EFE). En este tipo de operaciones, se busca que el deudor tenga un scoring lo más alto posible, o/y que haya un histórico recurrente entre cedente y deudor sin haber mostrado problemas en los pagos. De esta manera, se puede ofrecer a los inversores operaciones con tipos de interés mayores, y riesgos lo más controlados posibles. Rentabilidad: 7% -11% anual.

Comienza a rentabilizar tu capital con Emprestamo.com invirtiendo en el tipo de facturas que más se ajuste a tus preferencias . Regístrate aquí.